top of page
21 Day Fast SP Screen.jpg

día 21

REFLEXIÓN:

En este último día de estos 21 días de ayuno, el Señor te llama a la recta final de la carrera. Hoy, debemos pensar más allá de enero del 2024 y pensar en el futuro. ¿Cómo será tu consagración este año? ¿Hasta dónde habrás llegado en el Señor por las misericordias de Dios? ¿Dónde te encontrarás a finales de 2024? Nos alegramos porque Dios ya lo sabe, Dios sabe cómo vas a vencer, y vencerás por la sangre del Cordero y la palabra de tu testimonio. No vencerás por otra manera. La palabra de tu testimonio implicará los muchos procesos por los que tuviste que pasar para convertirte en todo lo que Dios te había llamado a ser. Este ayuno de 21 días junto con muchos otros serán incluidos en la palabra de tu testimonio. La palabra de tu testimonio incluirá todo lo que hiciste y lo que no hiciste en esta tierra, incluirá tus acciones en respuesta a la palabra y los mandamientos de Dios. La Sangre del Cordero es la parte que le corresponde a Dios y la gran noticia es que Dios ya hizo su parte. Hace 2000 años, en la cruz del cordero, la sangre del Cordero fue derramada para limpiarnos de todos nuestros pecados. Dios ya ha hecho su parte y ahora nos toca a nosotros hacer la nuestra. Los 21 días de ayuno y oración han terminado, pero si vas a caminar en dominio, entonces nunca puede terminar. Si le preguntaras a santos con mucha experiencia que están en camino hacia el cielo, te dirían que la consagración es un estilo de vida, no una moda o tradición de principio de año. Tu consagración es parte de la palabra de tu testimonio. Cuando llegues al cielo y preguntes a tu alrededor, no encontrarás a alguien que lo haya vencido sin orar, sin ayunar y sin leer la palabra. Es la voluntad de Dios que salgas de estos 21 días de consagración con una mayor sensibilidad a Dios, con una nueva visión de Dios, con dirección, con unción, y caminando en la perfecta voluntad de Dios. No debemos amar nuestras vidas tanto que pasemos por alto lo que Jesucristo hizo en la cruz. Hay algo más valioso que la vida que tenemos aquí en esta tierra, ¡y es pasar la eternidad con Dios!

 

 

 

 

ESCRITURA: 2 SAMUEL 11:2-5

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.”

bottom of page